Alfredo Márquez: memoria de una generación indomable

Después de entregar todas las energías a su exposición antológica, Alfredo Márquez se sienta en su taller para exprimir las últimas conclusiones de más de tres décadas de trabajo artístico.

ALFREDO MARQUEZ
Foto: Raúl García 

Alfredo Márquez dice estar “consumido”. Ha pasado un año dedicado a preparar la muestra retrospectiva que reunió 35 años de su trabajo artístico y, durante el mes y medio que duró la exposición en la galería Germán Krüger Espantoso del ICPNA de Miraflores, ha realizado aproximadamente noventa horas de visitas guiadas. Además, ha presentado Katatay y otros actos de colaboración, el primer libro que reúne gran parte de su obra y que tuvo que supervisar afiebrado desde la distancia. En efecto, hoy se pesó y descubrió que ha perdido siete kilos de peso.

También ha perdido su celular y la cinta con la que se amarraba el pelo desde hace una década. “No creo que sean actos fallidos”, dice agotado en su taller de Barranco, a donde ha llegado, caída ya la noche del viernes, después de cuatro días dedicado a desmontar todo lo planificado en este tiempo. “Hay algo que quiero dejar, olvidar, y no sé qué mierda es. Trabajar una antológica, que en este caso es una una memoria de lo que hice con muchos amigos, ha sido demasiado. Quiero descansar un poco de haber estado demasiado consciente”. Sigue leyendo “Alfredo Márquez: memoria de una generación indomable”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑