Zapatillas de colores (o cómo un niño de quince años no fue al concierto de Jamiroquai)

Image

Para Yordt

Siempre he odiado bailar sin tragos de por medio. Es muy difícil. Uno piensa mucho si está totalmente sobrio y con la sangre fría. Pero llegó ese día que escuché Jamiroquai y entendí que el funk era algo así como subir la temperatura. Me empecé a comprar Adidas de colores y a bailar a escondidas. A saltar hacia la cama para rebotar con un pie y caer de nuevo al suelo dando una vuelta en el aire. Canned head, sí. Sigue leyendo «Zapatillas de colores (o cómo un niño de quince años no fue al concierto de Jamiroquai)»

Blog de WordPress.com.

Subir ↑