La libertad puede ser una librería

Publicado originalmente en la revista Asia Sur N° 175

Después de un año de haber dejado una España en crisis, Ana Bustinduy y Carlos Lorenzo decidieron apostar por sus gustos más personales y fundaron La Libre, la primera librería de barrio y la primera también de Barranco. Inician su segunda temporada apoyados en las ideas de sus clientes y confiados en sus percepciones librescas. ¿Por qué tener una librería en un país que jura que no lee?

La Libre: Av. San Martín 144, Barranco (Foto: Oliver Lecca / Asia Sur)
La Libre: Av. San Martín 144, Barranco (Foto: Oliver Lecca / Asia Sur)

Ana Bustinduy y Carlos Lorenzo han fundado La Libre, la primera librería de Barranco, el distrito que se considera uno de los más bohemios de Lima y que no contaba, hasta el año pasado, con una librería. Le han puesto el eslogan «Más libros, más libres», una síntesis de lo que ha representado el proyecto que decidieron emprender después de una vida en España que fue quedando atrás después de la crisis económica, política y social que afectó al país desde 2011.

En ese entonces, Madrid se transformó en un collage de eslóganes que llamaban a renunciar a las presiones económicas y retomar las pasiones personales para reencaminar la vida. Carlos recuerda en particular uno: «Soñábamos, despertamos». El cambio no fue tan romántico. Las organizaciones de derechos humanos en las que trabajaba Ana, filóloga y abogada, se quedaron sin financiamiento. Carlos, ingeniero agrónomo, fue enviado al Perú por su empresa. Una vez acá encontraron la oportunidad de refundar su historia. «Trabajando en construcción cargaba una mochila de inquietudes éticas que no me correspondía, y no quise ser más cómplice de ese mundo», explica Carlos, que de joven apostó por una carrera que le garantizara trabajo. «En España no me hubiese animado a abrir una librería, mientras que acá vimos que todo era un poco más posible». Sigue leyendo «La libertad puede ser una librería»

Blog de WordPress.com.

Subir ↑