Ricardo Wiesse: “Saco al ser humano de mis paisajes porque no tengo atracción por lo grotesco”

El pintor, uno de los artistas más importantes de la plástica peruana, explica el sentido de una vida ensimismada con los paisajes.

Ricardo Wiesse
Foto: Raúl García

En el taller del artista Ricardo Wiesse solo se escucha su respiración de 64 años y el rumor del inmenso y nublado mar del Pacífico que se ve a través de un ventanal. Son las cinco de la tarde, pero aquí no parece existir el tiempo.

No es solo una sensación. Después de más de cuatro décadas aislándose en huacas, desiertos, montañas y playas del Perú y sumergiéndose en el silencio de su taller, Wiesse escribió para su última exposición, Década reciente, que aspira a reivindicar “las virtudes del trabajo sin plazos, trabajo lento, único, particular”. Aquí, en esta casona sobre el acantilado de Barranco —de espaldas a la ciudad, a la modernidad, a los horarios fijos—, el tiempo se hace presente de otra manera. Está en las tres acuarelas que Wiesse ha ensayado desde el mediodía con colores ocres sobre cartulinas, en las veintitrés que ha acumulado en los últimos días y que tiene extendidas en el suelo de madera, en todos los paisajes figurativos y abstractos de mediano formato —los grandes pertenecen principalmente a la Galería Forum, el Museo de Arte de Lima, bancos y universidades— que después de más de cuatro décadas y decenas de exposiciones llegan a cubrir las altas paredes y pasadizos de su estudio.

Wiesse dice que no trabaja. Se define constantemente como un gozador, como un hombre que tuvo la suerte de dedicarse a lo que le dio la gana y de lo que le dio ganas fue de pintar los paisajes, sobre todo los de la costa. En sus cuadros figurativos elimina todo rastro del hombre moderno para recuperar el estado virginal de los paisajes antes de la llegada de los españoles. En sus ensimismamientos abstractos —que incluye esculturas y trabajos en relieve— fluye toda su admiración por el arte precolombino. “Uno vive y hace cosas. Otorgarse más que eso me parece falso”, dijo despreocupado en una entrevista del 2011 en la Galería de arte Amaranto. Pero después de 38 años de su primera exposición personal, es catalogado como uno de los pintores más serios, coherentes y profundos de la plástica peruana actual. Sigue leyendo “Ricardo Wiesse: “Saco al ser humano de mis paisajes porque no tengo atracción por lo grotesco””

Susana Baca: la voz resistente

Publicado originalmente en la revista Bocas de Colombia. 

Susana Baca, por Raul García
Foto: Raúl García

La casa de Susana Baca está rodeada del canto de los gallos, el mugido de las vacas, el rumor del mar, el color de las lilas, el olor del guano y la intensidad del sol seco del sur de Lima. La calma y suavidad que emanan en el ambiente de su casa son las mismas que ella ha impregnado en la tradicionalmente agitada y fuerte música afro, un estilo que la convirtió, a paso lento, en la más destacada solista afroperuana de la world music.

Hace más de diez años, junto a Ricardo Pereira, su esposo y mánager, empezaron a convertir este antiguo establo en su casa, su estudio, su centro cultural y su escuela de música. Hace cuatro, finalmente, se mudaron aquí, al distrito de Santa Bárbara, en la provincia de Cañete, a 136 kilómetros de la ciudad de Lima. Desde entonces, todos los días, a la hora del almuerzo, Susana –Susanita, como le dicen en casa– lucha contra las moscas sin perder la sonrisa.

Susana Baca es un símbolo de la música afroperuana a nivel mundial. Cuando lo logró ya había cumplido cincuenta años y se había dedicado por mucho tiempo a ser profesora. Pero, por más que se hicieran esperar, la decisión de apostar por su canto obtuvo resultados. En el año 2002 ganó su primer Grammy Latino por el disco Lamento negro y en el 2011, el segundo, por su colaboración con Calle 13 en la célebre canción “Latinoamérica”. Sus discos han sido celebrados por medios como The New York TimesLe MondeRolling StoneBillboardJazz Times y New Yorker, entre otros. Ha cantado junto a Totó la Momposina, Pedro Aznar, Caetano Veloso, Mercedes Sosa, Aterciopelados, Argelia Fragoso, Lila Downs, Nano Stern y Snarky Puppy. (Seguir leyendo en la revista Bocas…)

El señor de Sipán

Publicado originalmente en la revista Bocas (COL) de noviembre del 2017.

A 30 años del descubrimiento de uno de los grandes tesoros de América Latina.

WALTER ALVA
Foto: Raúl García

“Tuve la sensación de que alguien me estaba mirando desde dentro de la Tierra”, recuerda el arqueólogo peruano Walter Alva mientras observa una fotografía que muestra la primera pieza que fue encontrada hace treinta años en la tumba del Señor de Sipán. En la foto se observa una figura enterrada hasta la mitad: una orejera de oro de 92 milímetros de diámetro y, en el centro, el torso de un hombre que lleva un mazo en su brazo derecho, un collar que pareciera aludir a cabezas ajenas, una gran nariguera, una diadema semilunar sobre la cabeza y, sobre todo, unos ojos que miran fijamente. Por eso, todavía hoy, Walter Alva piensa que más que un hallazgo, ese momento fue “un encuentro mutuo”.

El hallazgo, ubicado en el valle de Lambayeque, en Chiclayo, en el norte del Perú, era un tesoro arqueológico de la cultura moche y de las civilizaciones antiguas de América. Además, era la primera tumba de un noble que se hallaba intacta en ese país: estandartes y tocados de cobre dorado, pectorales de cuentas de conchas, narigueras, orejeras, brazaletes, pulseras, diademas, sonajeras, bastones, escudos y campanas semilunares… Las piezas eran de oro acompañado de cobre, plata o turquesa y en el lugar también encontraron esqueletos de mujeres, niños, guerreros y animales.

Cuando Alva habla sobre arqueología, cuenta historias de sociedades que parecen seguir vivas. En efecto, se podría decir que él salvó a la cultura moche. No lo hizo en el año 600 d. C., cuando los cambios climatológicos hicieron sucumbir a la sociedad de entonces –muchas hipótesis apuntan a que fue una versión del fenómeno de El Niño–, pero sí en 1987, cuando, junto con Luis Chero Zurita y Susana Meneses, evitó que los saqueadores hicieran desaparecer en el mercado negro todo lo que había en ese lugar. “Machu Picchu es lo que es por sí misma. Sipán es lo que es por Walter Alva”, dijeron una vez para presentarlo en un programa de televisión.  (Seguir leyendo en la revista Bocas…)

Jennifer Thorndike: tratar de entender la maldad

Cómo las escenas de muerte y perversión que una escritora no soporta ver, se convirtieron en la herramienta narrativa para intentar comprender el lado oscuro de las personas.

Jennifer Thorndike
Foto: Raúl García / LaMula.pe

“A mí me gusta golpear con cada escena y cada capítulo. No quiero capítulos muertos donde el lector pueda dar un respiro. Me gusta golpear, golpear, golpear hasta el final”, explica Jennifer Thorndike (Lima, 1983) sobre su nueva novela que, solo en la contraportada, hace alusión a la muerte, la tortura, el crimen, la perversión, el poder, la sumisión, la soledad, la cobardía, la demencia, el abandono, la tristeza. Y, para cerrar, la muerte otra vez.

Cuando Thorndike habla de golpear, habla de Esa muerte existe (Random House, 2016), una historia en la que una mujer, condenada a muerte, describe su crimen: asesinar a su hermana. Se trata de no más de 160 páginas cargadas de frases cortas con escenas en las que se pueden mezclar basura podrida, entrepiernas, olor a orina, masturbaciones y arcadas. (Seguir leyendo…)

Jeremías Gamboa: la paz no da tregua

Publicado en EtcéteraMiraflores N°1

El escritor Jeremías Gamboa ha hecho de su narrativa un recorrido íntimo de Lima en el que el distrito de Miraflores es un terreno de luchas personales, sociales y literarias.

12594034_10154095783803273_8540172195094204080_o

«¿Por qué tengo que volver a publicar?», pregunta Jeremías Gamboa. «Si no sale algo bueno no lo publico y ya». Gamboa ya no tiene miedo a escribir. Después de la publicación de Contarlo Todo, su primera novela, en la que retrata el terror de la posibilidad de fracasar como escritor a través de su personaje Gabriel Lisboa, ha llegado a lo que él llama la «meseta»: un lugar, un momento, una situación, en la que hay vida más allá de una historia que contar. Tiene columnas que escribir, talleres que dictar y una hija que cuidar. Su meseta es un segundo piso abstraído del sonido del tráfico de la avenida Benavides. «Contarlo Todo me ha dado tranquilidad, me ha permitido tener una autonomía en un momento en el que además soy padre. Proveo, que es algo tan importante, sin dejar de vivir el asunto de la escritura». Gamboa agita siempre el pie de la pierna que cruza. «Eso ya es un sueño y lo estoy viviendo en Miraflores». Sigue leyendo “Jeremías Gamboa: la paz no da tregua”

“Cantar es como brotar o como vomitar o como reír”

Publicado originalmente en LaMula.pe

Pentapolar Birds, el proyecto de pop experimental de la fotógrafa Trinidad Carrillo, ha lanzado su primer disco, Birds of Ghosts, después de cinco años buscando su sonido ideal. ¿Se puede cantar lo que se fotografía?

(Foto: Raúl García / LaMula.pe)
(Foto: Raúl García / LaMula.pe)

Trinidad Carrillo recién está entendiendo de qué trata su propia banda-dúo de pop experimental Pentapolar Birds. Hasta hace poco esta era solo un paréntesis usual en su carrera como fotógrafa. No soportaba tener que depender de otros para llevar adelante la idea y la fotografía la hacía autosuficiente. Pero ahora ha regresado de visita desde Suecia, donde vive desde su infancia, con Birds of Ghosts, su primer disco.

«Es una idea que cada vez va siendo más real. Es igual que lo que me sucede con la fotografía: hago fotos durante años y no es hasta la realización de un libro que puedo ver en el retrovisor lo que he hecho», dice. Su primera producción, por eso, es la recopilación de las canciones que ya había compuesto hace cinco años y que se podían escuchar en la internet desde hace tres años como demos. Sigue leyendo ““Cantar es como brotar o como vomitar o como reír””

Miguel Tudela: hijo, hermano y surfer

Publicado originalmente en la revista Asia Sur N° 176

Horas antes de partir al inicio del World Qualifying Series en Hawái, el surfista Miguel Tudela Chiozza abre algunos álbumes de fotos en su casa de Punta Hermosa para conversar sobre sus veintiún años frente y dentro del mar. Su padre recuerda las decisiones más difíciles, su madre pide que no nos olvidemos del segundo apellido de su hijo y su hermano termina de hacer su maleta para acompañarlo en el viaje.

Portada de la revista Asia Sur N° 176 (Foto: Augusto Escribens / Intervención: Sissy Junek)
Portada de la revista Asia Sur N° 176 (Foto: Augusto Escribens / Intervención: Sissy Junek)

Las casas de playa suelen estar abastecidas con los implementos necesarios para pasar un fin de semana. La casa de los Tudela Chiozza, en Punta Hermosa, contiene una vida. Solo el cuarto de Miguel Tudela, el mayor de los hijos que consiguió la medalla de oro en los Bolivarianos a los diecinueve años, parece un pequeño museo: cuarenta trofeos alineados en una repisa que recorre toda la habitación, cuatro tablas que penden del techo, otras cuatro de la pared, cuatro cheques en formatos gigantes y una serie de siete fotografías en las que se le ve, de izquierda a derecha, salir de un tubo progresivamente. En el resto de la casa se repite más o menos lo mismo: paredes llenas de fotos, trofeos y recuerdos.

Hace 25 años, Giovanna Chiozza y Miguel Tudela decidieron asentarse acá, a cuarenta kilómetros de la ciudad, el lugar donde veraneaban de jóvenes y donde se conocieron, para formar una familia. No saben por qué un hijo criado en la ciudad es distinto que uno formado frente al mar, pero alguna respuesta se esboza –dicen– en la disciplina y seriedad de Miguel, el mayor de sus dos hijos. Él hoy tiene las maletas listas para partir con su hermano menor, Thomas, a Pipeline, en Hawái, donde correrá la primera fecha del circuito clasificatorio mundial, su objetivo de 2015. Sigue leyendo “Miguel Tudela: hijo, hermano y surfer”

Un kayakista en busca de revancha

Publicado originalmente en la revista Al Este N° 5

En sus casi veinte años de deportista profesional, el kayakista peruano Juan de Ugarte ha tenido que enfrentar trabas que han afectado sus competencias más deseadas. Pero en el Whitewhater Grand Prix 2016 espera resarcir su deuda personal.

Juan de Ugarte se alista para entrar a un río (Al Este)
Juan de Ugarte se alista para entrar a un río (Al Este)

Juan de Ugarte apaga la música electrónica que puso de fondo. El ruido de la construcción frente al ventanal de su sala no se puede ocultar. En dos días huirá. En el Cusco explorará cascadas en el río Sacsara, aprovechará su nueva cámara para hacer filmaciones en el río Apurímac, se adentrará en el cañón naranja del río Paucartambo y recorrerá el río Urubamba. En medio de una Lima en pleno boom inmobiliario, Juan solo piensa en los ríos: «Una vez que te encuentras dentro de un cañón estás totalmente desconectado de las ciudades. Eres tú y la naturaleza tratando de convivir», dice apoyado sobre sus dos piernas separadas, la espalda recta y frotando sus manos permanentemente.

Ha participado en diecisiete torneos internacionales y tres veces se ha coronado campeón. Hoy, después de casi dos décadas de competencias, al cusqueño lo motiva una revancha pendiente: en 2016 competirá por tercera vez en el Whitewater Grand Prix, el más importante campeonato mundial de kayak, en el que corren los 35 mejores kayakistas del mundo. Sigue leyendo “Un kayakista en busca de revancha”

El alcalde en su mirador

Publicado originalmente en Al Este #02 el 25 de julio de 2014

Para alcanzar la alcaldía de Cieneguilla, Emilio Chávez Huaringa tuvo que pulir sus capacidades una y otra vez, durante casi diez años en los que tanteó el cargo tres veces. Si su familia llegó al distrito hace más de cincuenta años para trabajar en los sembríos de algodón, ahora era él quien debía cosechar ese vínculo familiar con el valle.

El alcalde de Cieneguilla, Emilio Chávez Huaringa. (Foto: Augusto Escribens / Al Este)
El alcalde de Cieneguilla, Emilio Chávez Huaringa. (Foto: Augusto Escribens / Al Este)

El alcalde de Cieneguilla, Emilio Chávez Huaringa, tiene una leve cojera. Desde su época de marcador derecho en Rosario Fútbol Club, de la segunda liga profesional, su rodilla derecha está pendiente de una operación, y sus articulaciones se desgastan más rápido de lo normal. A los veintitrés años, el médico le dijo que debía tomar una decisión: le intervenían la pierna o dejaba el fútbol. «Dicen que jugaba bien», se ríe. Su voz es gruesa, parece que hablara con la garganta. «Pero no era algo a lo que me hubiera querido dedicar». Sigue leyendo “El alcalde en su mirador”

La revelación cotidiana de los sueños

Publicado originalmente en Asia Sur #163

Como parte de la Bienal de Fotografía de Lima, Trinidad Carrillo presentó su muestra individual, Anacoluto, y su tercer libro, The Name From Mars. Su obra es el resultado de una frustración por no poder hacerse entender con las palabras. Por eso ha hecho de la fotografía y el canto sus principales herramientas para sentar pruebas irrefutables de una dimensión de la vida más cercana a los sueños.

Trinidad Carrillo (Foto: Eva Holmberg / Tomada de Facebook)
Trinidad Carrillo (Foto: Eva Holmberg / Tomada de Facebook)

Cuando Trinidad Carrillo toma una foto retrata una vida aparte de la humana.

A los trece años, en su colegio de Rinkeby, al norte de Estocolmo, Trinidad Carrillo vio una puerta. Ha olvidado cómo el viaje a Europa con su hermano y abuelo se convirtió en una estadía permanente en Suecia, pero recuerda esa puerta siempre cerrada que tenía un cartel escrito a mano que decía “fotografía”. Y a la mujer que la esperaba dentro: una sueca feminista que, asegura, era bruja y fue su primera mentora. Trinidad, que, a pesar de las burlas, había pasado sus primeros años escolares diciendo que era de otro planeta, encontró en la oscuridad de la luz roja la posibilidad de atestiguar que su mundo era real. Se hizo alas gigantes con plumas, orejas de duende con barro y, cámara en mano, partió a los bosques. Sigue leyendo “La revelación cotidiana de los sueños”

El universo transexual se instala en la Bienal de Fotografía de Lima

Publicado originalmente en Tempus Noticias

Hace dos años, la artista plástica y modelo Teresa Bracamonte no sabía fotografiar pero tenía una idea: retratar la vida cotidiana de las transexuales de Lima. Hoy, sin querer, después de más de 35 mil fotos, su individual Lima Intrarrosa, parte de la Bienal de Fotografía, ha terminado coincidiendo con un debate nacional sobre los derechos LGTB. ¿De qué sirve una exposición fotográfica en una controversia social?

Lima Intrarrosa en el Centro Cultural de España en Lima (Foto: Diego Miranda / Tempus Noticias)
Lima Intrarrosa en el Centro Cultural de España en Lima (Foto: Diego Miranda / Tempus Noticias)

Cuando a Teresa Bracamonte se le ocurrió la idea de retratar a diversos grupos de transexuales limeños, el futuro del proyecto era bastante incierto. No imaginó que en esta tarea –en un principio destinada a presentarse en la escuela de arte en la que estudiaba pintura– la absorbería por más de dos años. Ni que culminaría en una exposición. Ni que sería parte del evento fotográfico más importante del país. Mucho menos que se inauguraría en medio de un debate nacional sobre los derechos LGTB y en la misma semana en que la famosa revista norteamericana Time sacara en portada a la actriz transexual de la serie Orange is the new black, Laverne Cox. En realidad, incluso era incierto entonces el futuro de Teresa como fotógrafa. Sigue leyendo “El universo transexual se instala en la Bienal de Fotografía de Lima”

Roberto Carcelén: el esquiador trae un mensaje

Publicado originalmente en Asia Sur #158 con el título El esquiador que no sabe detenerse.

En su última competencia oficial en Sochi 2014, el esquiador Roberto Carcelén quiso dar un mensaje de coraje al participar con dos costillas rotas y un músculo desgarrado. Para un hombre callado que conoció a su esposa y primera entrenadora de esquí por Internet, las palabras nunca fueron su principal herramienta en la vida. Pero ahora, convertido en un símbolo del optimismo nacional, ha hecho de su relato heroico su principal trabajo.

Roberto Carcelén en su participación en Sochi 2014. (Foto: AFP)
Roberto Carcelén en su participación en Sochi 2014. (Foto: AFP)

Con la primera y sexta costillas del lado derecho rotas, el músculo desgarrado y una gripe de último momento, Roberto Carcelén terminó la carrera más dolorosa de su vida. Cuando decidió competir a pesar de las lesiones en las Olimpiadas de Invierno de Sochi, supo que sería un mensaje claro de aliento y coraje para todos. La foto del esquiador peruano una vez que cruzó la meta, entre la satisfacción y el dolor, se convirtió en una imagen olímpica y de orgullo nacional. Para él, esta no solo era la carrera que anunciaba su retiro oficial del esquí profesional. También era el principio de un nuevo reto: siendo un hombre de pocas palabras debía llevar esa lección a la mayor cantidad de gente posible. Sigue leyendo “Roberto Carcelén: el esquiador trae un mensaje”

Toy Selectah: latino y callejero

Publicado originalmente en Asia Sur #155 

El DJ y productor más capo del momento se formó escuchando los sonidos tradicionales y urbanos de las calles de Monterrey, y se volvió un autodidacta de los sintetizadores y las consolas. Ahora, después de haber sido el hombre que pinchaba los discos en Control Machete y haber producido los discos de gran parte de los íconos de la música latina actual, Toy ha encontrado en la Red Bull Music Academy la posibilidad de convertirse en el mentor de los futuros pinchadiscos. El hombre de la calle llega a la academia.

Toy Selectah (Foto: Difusión)
Toy Selectah (Foto: Difusión)

Toy Selectah no es un nombre muy conocido, pero basta con recordar al callado miembro de Control Machete, el que no rapeaba salvo en los coros y solo movía la cabeza en los videoclips, para saber quién era el genio que controlaba cada uno de los sonidos de la legendaria banda mexicana de hip hop. Y si no, ahí están algunas de las canciones más conocidas de Calle 13, Café Tacvba, Manu Chao, Don Omar, Gustavo Cerati, Juanes, Julieta Venegas o Alejandro Sanz para escuchar su trabajo como productor musical. Y si no, también está esa nueva corriente que mezcla ritmos urbanos modernos con la música tradicional de Latinoamérica que impulsó junto con el colectivo mexicano Sonidero Nacional. Y si no, ahí está el reguetón, que desde el sello Machete Music hizo que se apoderara de todas las radios. Toy Selectah es uno de los hombres más importantes detrás de la música latina por estos días. Sigue leyendo “Toy Selectah: latino y callejero”

Obsesión creativa

Publicado originalmente en Asia Sur #155 

Gustavo Bockos es diseñador gráfico de profesión pero su manía de concebir el mundo en imágenes lo ha llevado a explotar su creatividad en la publicidad. Hace todo lo posible por no concebir como trabajo su tarea como publicista. Pero tiene un problema, las imágenes son su mejor manera de expresarse y también su obligación como director de arte de una de las más innovadoras agencias publicitarias de Brasil.

Gustavo Bockos (Foto: Hans Neumann)
Gustavo Bockos (Foto: Hans Neumann)

Después de cerca de doce años en la publicidad, Gustavo Bockos, el diseñador gráfico peruano radicado en Brasil, ha llegado a un lugar creado específicamente para él: director de arte, un puesto usual en las agencias publicitarias, pero no en productoras audiovisuales como Zola, creada y conformada por profesionales con complejo de artistas. Bockos es el hombre de las ideas visuales, y como tal se enfrenta a su eterno problema: cómo hacer para que su forma de expresión no sucumba ante las presiones del trabajo. Sigue leyendo “Obsesión creativa”

Un científico que no se conforma con lanzar satélites al espacio

Publicado originalmente en Asia Sur #154

Jorge Heraud no recuerda cómo se interesó por la ciencia, sólo sabe que de pequeño prefería quedarse en casa armando pequeños motores y no salir a pasear con su familia. Con el tiempo, su afán por la ciencia lo ha llevó encabezar el proyecto que puso en el espacio los dos primeros satélites peruanos. Ahora quiere predecir temblores.

Científico Jorge Heraud (Foto: Santiago Barco)
Científico Jorge Heraud (Foto: Santiago Barco)

El científico Jorge Heraud tuvo que esperar hasta las dos de la mañana para quitarse la angustia que llevaba encima. No todos los días se envía un satélite al espacio, no todos los lanzamientos se tratan de los primeros satélites de un país, no todos los días se hace historia. Jorge Heraud, de hecho, no sabe cómo comenzó su interés por la ciencia. Ha ido tomando nota poco a poco de los recuerdos que guardan sus amigos y familiares que dicen que siempre se empecinaba en mostrar sus libros sobre los planetas y el sistema solar que había dibujado en una cartulina. «Cómo ocurrió no sé. ¿Uno nace o se hace?», se cuestiona Heraud a los 74 años, como director del Instituto de Radioastronomía de la Universidad Católica del Perú. Sigue leyendo “Un científico que no se conforma con lanzar satélites al espacio”

Retratar a Baylón: 14 años de la muerte del defensa de Alianza Lima

Extracto de Un fotógrafo con pinta de niño consigue primeras planas. Publicado originalmente en Tempus Noticias.

Hace 14 años, el carro en el que viajaba el defensa de Alianza Lima, Sandro Baylón, se estrelló contra un poste de luz en la Costa Verde. Pedro Cárdenas, el fotógrafo que retrató al futbolista para la posteridad y que se convirtió en su amigo y vecino durante sus últimos meses de vida, registró también la tragedia aliancista.

Sandro Baylón agradece el gol a Dios y el fotógrafo Pedro Cárdenas captura el momento para la inmortalidad. (Foto: Pedro Cárdenas)
Sandro Baylón agradece el gol a Dios y el fotógrafo Pedro Cárdenas captura el momento para la inmortalidad. (Foto: Pedro Cárdenas)

Una tarde lejana de 1999, en el estadio de Matute, Sandro Baylón anotó el gol que le dio la victoria a Alianza Lima frente a Sporting Cristal. En una salida fallida de los visitantes, Baylón robó el balón a dos metros del área. Tenía tres celestes enfrente. Uno se barría con la pierna en alto para tumbarlo. Sandro lo vio venir y puso un pase sombreado hacia el interior del área que Waldir Sáenz le devolvió de pared con la cabeza. Baylón cruzó la defensa. La pelota dio un bote en medio de todos. Cayéndose, le metió un zapatazo a ras del suelo. Cuando vio la pelota dentro, se puso de pie y corrió a la esquina de la tribuna de Occidente con Sur. Sigue leyendo “Retratar a Baylón: 14 años de la muerte del defensa de Alianza Lima”

Ciudad Marita: un monstruo que se transforma

Marita Ibañez ha fotografiado, dibujado, cortado y ensamblado el enredo urbano de Lima. Como la ciudad, su obra ha ido creciendo y mutando sin ningún plan previo hasta su muestra actual, Ciudad Estéreo. Pronto su proyecto más monumental se alzará en el Teatro Nacional para el estreno mundial de la ópera La ciudad que habita bajo el mar.
¿Es posible apreciar el caos urbano de la ciudad?

Marita Ibañez en su exposición Ciudad Estéreo (Foto: Illariy Ortiz)
Marita Ibañez en su exposición Ciudad Estéreo (Foto: Illariy Ortiz)

Marita. De Marito. De Mario. La madre transformando el nombre del padre para nombrar a la hija. Marita, un juego de palabras, una transformación, una fusión.

Marita, de niña, hace lo que hacen los niños: pinta paredes, arma casas con legos. Marita, terminando el colegio, hace lo que hacen los demás escolares: test vocacionales. Ingeniería, Comunicación o Administración para sus amigas. Marita: intereses dispersos. Entonces hay que fusionar.

Marita en la facultad de arte de la Universidad Católica. Otra vez lo mismo: intereses dispersos. El dibujo, la fotografía, el grabado, las herramientas digitales. Sigue leyendo “Ciudad Marita: un monstruo que se transforma”

Sombras y luces de una fotógrafa en el exilio

Publicado originalmente en El Espectador de Colombia.

Metta Anderson ha dedicado la segunda parte de su vida a retratar la ciudad de Bogotá. Le costó cincuenta y tres años entender que su interés por el arte no era una enfermedad. Hoy, en su puesto del mercado de San Alejo, espera ganar unos pesos para pagar el recibo de la luz. No quiere saber nada del pensamiento norteamericano que dejó atrás. Lo único que le interesa es la luz y las sombras de la arquitectura de la ciudad. 

Metta Anderson camino al mercado de San Alejo (Foto: Raúl Lescano Méndez)
Metta Anderson camino al mercado de San Alejo (Foto: Raúl Lescano Méndez)

Cinco fotografías cuelgan de una tira roja de nylon que Metta Anderson, de 68 años, ha amarrado en su puesto del Mercado de Pulgas de San Alejo. Las imágenes son conocidas pero no tanto. ¿Esta es Bogotá?

Los miembros del mercado son quinientas familias que, dependiendo de su mercancía, llegan todos los domingos desde las ocho de la mañana con mochilas, maletas, camionetas o camiones de mudanza. Metta lo hace con una maleta de ruedas American Tourister beige de diez kilos con las fotografías que ha seleccionado para el día.

Metta cubre su mesa con un mantel blanco de plástico, asegura tres fotos a la mesa con ganchos, arma una caja de cartón donde acomoda de pie el resto de las fotos y amarra a una cadena su portafolio, que tiene el título La Pequeña Galería Dominical escrito a mano en un pedazo de cartulina bajo el forro de plástico.  El título es una estrategia de optimismo: si no vende, por lo menos ha expuesto su obra. Sigue leyendo “Sombras y luces de una fotógrafa en el exilio”

Buensalvaje: leer para leer

Primeros dos números de Buensalvaje. Enrique Vila-Matas y Rubem Fonseca.
Primeros dos números de Buensalvaje. Enrique Vila-Matas y Rubem Fonseca.

La revista peruana Buensalvaje, con cuatro números ya, se atreve a llenar gratuitamente un vacío que nadie más, con mucha maquinaria empresarial detrás, se arriesgaba a subsanar.
¿Puede nacer una revista de literatura en una sociedad que se empecina en creer que no lee?
Esta era su segunda presentación. 

Perfil editorial. Dante Trujillo se iba a levantar temprano, escribir algo para la noche, almorzar, leer algo, dar una entrevista, se reuniría con su equipo un rato, iría a ver la presentación del escritor argentino Fabian Casas –con el que está fascinado desde que leyó su última obra, Los Lemming – y luego, así tan tranquilo y literario como sonaba todo, presentaría el segundo número de Buensalvaje, la primera revista masiva de literatura del Perú.

Minutos antes de la entrevista tuvo que llamar de emergencia al periodista.

– Oye, compadre, se me ha complicado todo, te voy a tener que cancelar, estoy hecho un loco y ni tú ni yo vamos a estar cómodos – dice con la voz agitada. Antes de que le respondan algo, cuelga.

A su presentación llegó apenas unos minutos antes, transpirando. Se perdió la presentación de Casas. No había escrito nada. Improvisó. Sigue leyendo “Buensalvaje: leer para leer”

Un fotógrafo con pinta niño consigue primeras planas

Pedro Cárdenas con su juguete favorito. (Foto: Facebook)

Pedro Cárdenas es fotógrafo de pasarelas. Es lo que le gusta. Antes de retratar mujeres, vestidos y glamour, tuvo que clavar imágenes de victoria y dolor en la memoria nacional. La historia de un hombre que creció cuando aprendió a disparar flashes. 

PERFIL. La fotografía de prensa no es una cosa de niños pero Pedro Cárdenas da la impresión de ser un niño de casa. No es gordo, aunque sí bien alimentado, como le gusta a mamá. Hoy, que ya pisa los cuarenta, con su peinado raya al costado, los dientes del peine bien delineados en su pelo corto,  el polo dentro del pantalón, sus zapatillas todo terreno y su mochila sobre el hombro, parece un colegial que va de excursión. Sigue leyendo “Un fotógrafo con pinta niño consigue primeras planas”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑